La vuelta a Sudamerica en 1978

lunes, 26 de octubre de 2009




Tiene que haber sido la experiencia mas extraña y apasionante vivir y por sobre todo, participar de este rally. Un rally de 30.000 Km durante 39 días, con tramos cronometrados en los que los pilotos exprimieron al máximo la potencia de sus motores, así como tramos de enlace, que se hacían a velocidades legales. Es el rally mas largo que se haya celebrado alguna vez en la historia. Comenzó el 17 de Agosto y terminó el 24 de Septiembre de 1978

La vuelta a la América del Sur se transformaba, en la conmemoración del Gran premio Buenos Aires-Caracas de 1948, que surcó casi las mismas rutas 30 años antes.
Curiosamente, casi no existen registros audiovisuales. Solo algunas fotos de revistas antiguas. La escasa información en la web se repite en cada sitio de automovilismo.


Con un total de 57 tripulaciones, se trató de una experiencia durisima para todos los competidores, algunos formando parte de equipos oficiales que tenían gran cantidad de recursos y experiencia, adquirida en el rally Safari, precursor de los que es hoy el rally de Kenya en el World Rally Car. Otros corrían con sus propios recursos en autos mas modestos. Estaba estrictamente prohibido recibir asistencia de terceros durante las reparaciones mecanicas. Solo el piloto y el navegante podía intervenir los autos solo durante algunas horas al día.
Sin duda alguna la participación del Equipo Mercedes Benz dejó la vara alta. Con gran facilidad lograron atravesar Uruguay, Paraguay, Venezuela, Colombia, Brasil, Ecuador, Perú, Bolivia, Chile y Argentina y coronarse campeones con la tripulación Británica de Andrew Cowan y Colin Malkin, en un Mercedes Benz 450 Pagoda con motor V8 y caja automatica. Como no si llevaban varios vehículos de apoyo y hasta un helicóptero que los asistía desde el aire. En tanto el binomio peruano compuesto por Henry Bradley y Peter Kube se adjudicaban la categoría de autos hasta 2000 c.c en un Toyota Corona.
Peter Kube era un alemán que había empezado a correr en 1957 y se había quedado a vivir en Perú. Sus amigos tenían dificultad para pronunciar su nombre de pila, asi es que le decían "Pedro Quispe". Era famoso en el mundo motor, ya que también había corrido en Europa y no tuvo problemas en conseguir bencina y aceites con el equipo Mercedes para el ya destartalado Toyota que llegó a la meta en el podio como una especie de milagro Japonés. Anteriormente en 1970 había participado en el Rally Londres - Mexico de 1970, con un BMW 2002 que compró 0 Km en Munich. De ese rally hay mas registros y los analizaremos pronto en una nueva entrega.

Los pilotos de rally eran en ese entonces una suerte de figuras de la farándula por su abnegación y heroísmo. Eran como la selección de futbol al mundial y podías verlos en la publicidad de la TV o en afiches como estos. Buenos peinados.

No tuvo misma suerte la unica tripulación Chilena participante. Se trataba del binomio Acevedo - Ramirez, a bordo de un Citroen GS Club del año. Su participación se llevaba a cabo en la mas absoluta discreción hasta que en un tramo de la patagonia Argentina tuvieron un encuentro cercano del tercer tipo con OVNIS tuercas. La tripulación aseguró a la prensa de la epoca y a la organización del rally que el auto se había acelerado y elevado en el aire durante algunos minutos. Al mirar por las ventanillas solo veían luces y polvo. Luego de la tortuosa experiencia aterrizaron 200 Km mas adelante de una posta cronometrada, lo que les costó una penalización. Al final parece que renunciaron aterrorizados por lo vivido.
Una anécdota sabrosísima :-)

1 comentarios:

El Pape 26 de octubre de 2009, 13:41  

ja ja... la medio chiva.. ni cagando vieron un ovni.. solo encontraron un atajo... je je je

buen reportaje....

Buscar este blog

  © Free Blogger Templates Nightingale by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP